Psicomotrocidad

La psicomotricidad está especialmente recomendada para los niños que presentan , hiperactividad, déficit de atención y/o concentración y dificultades de integración en el colegio.

Los ejercicios de psicomotrocidad permiten al niño explorar e investigar, superar y transformar situaciones de conflicto, enfrentarse a las limitaciones, relacionarse con los demás, conocer y oponerse a sus miedos, proyectar sus fantasías, vivir sus sueños, desarrollar la iniciativa propia, asumir roles, disfrutar del juego en grupo y expresarse con libertad.

Entre los beneficios asociados a la psicomotricidad en niños y niñas:

  • Conciencia del propio cuerpo parado o en movimiento.
  • Dominio del equilibrio
  • Control de las diversas coordinaciones motoras
  • Control de la respiración
  • Orientación del espacio corporal
  • Adaptación al mundo exterior
  • Mejora de la creatividad y la expresión de una forma general
  • Desarrollo del ritmo
  • Mejora de la memoria
  • Dominio de los planos horizontal y vertical
  • Nociones de intensidad, tamaño y situación
  • Discriminación de colores, formas y tamaños
  • Nociones de situación y orientación
  • Organización del espacio y del tiempo

En nuestro centro, realizamos terapias combinadas donde incluimos la psicomotrocidad como herramienta y complemento terapéutico.